Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

Una vaca lechera ( para los pequeños)

Muuuuuu...  Soy una vaca lechera, feliz y moderna. Como la mejor hierba del prado, no me como los gusanos. Soy tan moderna y estilizada, que doy leche semi-desnatada. Cómo estoy a dieta,  mi leche es la más buena... ¡Ni grasas ni colesterol, mi leche es la mejor! Muuuuuu... Soy una vaca lechera, la más bonita de la pradera...

EN UN MOMENTO DE RELAX...

¡Despertad!

¡Despertad!- dijo la aurora- abrid lo ojos al nuevo día, mortales... aprovechad bien lo que el tiempo os brinda, recoged vuestras miserias, limpiad vuestras bajezas, y sabed que quizá no habrá un mañana, no habrá más días, mortales... abrid los ojos y aprovechad bien el día que se os regala. ¡Despertad al nuevo día!


     Y a tientas se reconoce.
Modelando mi figura, como las olas moldean la arena.... Regalando a mis cabellos la espuma de tu mar, balanceándose a capricho de las olas... van y vienen suaves, su deslizar... en el pensamiento de arena, dando frutos de cristal.... y con los ojos cerrados, tan solo por el latido de tu corazón, sé que estás a mi lado...


Tus ojos...

Te estoy mirando a los ojos,
mientras contemplo mi imagen en ellos,
adivino tus pensamientos. El azul líquido de tus pupilas, es como es mar, siento tranquilidad cuando me miras

Sin ti

Dibujar en un papel,
las palabras por decir,

RECHAZAR Y QUERER

Imagen
Toda la culpa la tuvo él, engendrando en mí su cariño, tan solo con miradas, con palabras que querían ser caricias. También yo la culpa tuve, aprendí a apreciar tarde, eso, que se quiere y que por causas ajenas se rechaza y se pierde. Quizás… por no saber… Ahora nada tengo y nada doy. Que fría resulta la vida, que está vacía como la mía. Él intentado llenarla, y yo, no le dejaba. ¡Qué tontería! Él era la realidad, y yo, amaba la fantasía. Ahora él vive un presente, yo tan solo eso, un pasado y un recuerdo… Intenté agarrar el tiempo, y creí poder sujetarlo. Yo apretaba fuerte, y él lo iba soltando… Se iba agarrando a otro cabo suelto, soltando el mío y dejando un nudo, que deshacerlo me estaba costando, ¡Por fin me liberé! Él, a otro cabo se ha anudado. Yo busco, y sé que encontraré, quien mi cabo ate al suyo.

Biblioteca de El Perelló: El Manuscrito de la Rosa y su perfume, de Alma Aibar Hidalgo

Y tú, ni me has mirado.

Imagen
He pasado por tu lado,  y te he dejado un beso  en los labios, que pedían ser besados. Te dejé lágrimas en tus ojos, de mis ojos que te lloraron, puse rubor en tus mejillas, robándoselo a las mías, y una caricia en tu mirada, para hacer más dulce mi agonía. He pasado por tu lado,  te he susurrado al oído, palabras dulces, rebosantes de te amo,   rellenas de ricos placeres. He pasado por tu lado, tantas veces te he mirado, sonreído, admirado, deseado y querido.  He pasado por tu lado, y he aliviado tu soledad, acariciando tus frías manos. He parado frente a ti,  para darte más cariño,   y curar tu desamor. y tú, ni me has mirado.